viernes, 11 de noviembre de 2011

Kiko Rivera y Jessica Bueno, pletóricos de felicidad, viajan a Sevilla para seguir celebrando la feliz noticia :)



Mientras llega el momento de darse 'el sí quiero', Kiko Rivera y Jessica Bueno se han dejado ver por primera vez, tras confirmar estas dos grandes y emocionantes noticias, camino de Sevilla. Sonrientes y muy relajados, la pareja que es cuestión de cuatro meses se ha vuelto inseparables, fueron vistos en el interior de un coche, cuyo destino sería la casa de los padres de su chica, cuya residencia habitual se encuentra situada en la ciudad andaluza.





Kiko Rivera, quien vive sin duda uno de los momentos más felices de su vida, no es el único que derrocha entusiasmo, ya que su madre, y futura abuela, Isabel Pantoja es la viva imagen de la felicidad. La tonadillera, para quien la noticia del embarazo de Jessica, fue y es "el mejor regalo que le ha dado la vida", disfrutó ayer de una jornada de compras acompañada por su sobrina, Anabel Pantoja, y de un grupo de amigas. Isabel, quien ha vivido esta sucesión de acontecimientos a contrarreloj, aprovechó la grisácea tarde de ayer para comenzar los preparativos de la boda, ya que ella será la flamante madrina de la boda de su único hijo, y eso no es algo que suceda todos los días.


Sonriente, aunque sin querer entrar en detalles, la tonadillera aprovecha estos días para realizar las primeras compras de vista a la boda, ya que a finales de noviembre vuelve a los escenarios, y lo hará en dos conciertos consecutivos que ofrecerá en las Islas Canarias.Además a estas actuaciones se suman los especiales de Navidad y los próximos compromisos que la cantante tiene con Telecinco.


La familia de Jessica, por su parte, está pletórica. Los futuros abuelos no pueden estar más felices, y así lo ha confirmado Loli, madre de la modelo, que ayer esperaba ansiosa la llegada de la pareja. "Estoy encantada. La verdad es que estamos todos muy contentos, porque ellos son felices y nosotros más todavía" afirmaba la futura abuela a las puertas de su residencia en Sevilla. 

En cuanto al almuerzo organizado con motivo de la pedida de mano, Loli afirmaba que no podía haber ido mejor, y que la comida se convirtió en algo secundario. "Fue todo maravilloso. No se miró la comida, se miró que fue todo estupendo y maravilloso" confirmaba la madre de Jessica, quien desea lo mejor del mundo a la pareja en esta etapa tan bonita e inolvidable de sus vidas. 

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario